Tratamiento de efluentes en vertederos

Se denomina lixiviados de rellenos sanitarios a los líquidos percolados a través de los residuos que se almacenan en depósitos de basura. Principalmente, los lixiviados se generan por infiltración de agua de lluvia, pero también debido al contenido de humedad intrínseca de los residuos y por filtración de aguas subterráneas y de otros líquidos en depósitos sellados de manera inadecuada.

Estos lixiviados son captados a través de sistemas de drenaje y sometidos a un tratamiento especial para efluentes. Según el tipo y la cantidad de sustancias que conformen estos lixiviados, se determina la tecnología apropiada para su tratamiento.

  • flotacion-planta-de-tratamiento-de-efluentes
    flotacion-planta-de-tratamiento-de-efluentes
  • vertedero
    vertedero
  • vertedero-2
    vertedero-2
Tratamiento de efluentes para vertederos
Tratamiento de efluentes para vertederos

Tratamiento de efluentes para vertederos

Los depósitos sanitarios contienen, habitualmente, una mezcla muy heterogénea que puede presentar un alto contenido orgánico y también sustancias minerales solubles. Una parte de las sustancias orgánicas se degrada dentro del mismo cuerpo del depósito debido a los procesos de descomposición naturales.

Debido a estos procesos exotérmicos que se producen en el interior del relleno sanitario, la temperatura de los lixiviados es, por lo general, más alta de la que normalmente se aprecia en el área de las aguas subterráneas. El lixiviado de rellenos sanitarios suele ser muy turbio, tiene un olor agrio típico y presenta una coloración marrón.

La composición de los lixiviados depende del tipo de residuos almacenados, el clima y el tiempo de formación del depósito. Con la progresiva formación de éste, aumenta la proporción de compuestos orgánicos poco biodegradables. Por lo general, el lixiviado contiene cantidades muy elevadas de sustancias orgánicas, metales pesados y una variedad de compuestos hidrosolubles de azufre y nitrógeno, sulfatos y cloruros.

El contacto de los lixiviados no tratados con el agua representa un peligro para el medio ambiente. A menudo, las plantas de tratamiento de efluentes municipales no están en condiciones de procesar el alto contenido orgánico y nitrogenado que tienen estos líquidos. Con frecuencia, alcanza con realizar un primer tratamiento del lixiviado y descargarlo en otra planta de tratamiento de aguas residuales cercana para su tratamiento ulterior. Si esto no fuera posible, entonces es preciso tratar las aguas residuales hasta lograr la calidad de salida requerida para que puedan verterse directamente. En este caso, después del tratamiento, la carga contaminante que queda en el agua tratada es tan baja que ésta puede verterse en ríos, arroyos o lagos.

Eficiente tratamiento de efluentes

Para el tratamiento de los lixiviados de depósitos sanitarios existen ciertas tecnologías que han demostrado su eficacia en un sinnúmero de casos. Éstas incluyen, por ejemplo, los procesos biológicos de tratamiento de efluentes, como TFR, el proceso de lodo activado, reactores Annamox y reactores secuenciales y también el tratamiento por ósmosis inversa.

Si en las aguas residuales quedan restos de compuestos orgánicos poco biodegradables, se utilizan la ozonización y/o los filtros de carbón activado con el objeto de eliminar estas impurezas. Estos métodos pueden emplearse tanto en forma independiente como combinada. La composición de lixiviados resulta determinante al momento de seleccionar la técnica más adecuada para tratar aguas residuales.

 

Llámenos o escríbanos

Nos daría mucho gusto que nos contactara para encontrar juntos una solución apropiada. Contáctese con nosotros completando el formulario que figura a continuación o simplemente llámenos.

+54 11 5263-3641¡Llámenos! Con gusto lo asesoraremos respecto de nuestras ofertas para el tratamiento de efluentes.